A Propos De Moi

Mi foto
Baúl, Silencio, Escritos a oscuras; odios mudos, oídos sordos; consciente, inconsciente, pasiva, agresiva, incoherente, coherente, irracional, racional, NO tolerante, a veces. Egoísta ciertas y otras amable. mente a leer- Abismo de alma. Corta cerebros en un túnel con farol y sangres en papeles asfixiantes, pero comprensiva. En otra vida un gato, espérame. Sueño conectado a un hilo bajo tierra. La Palabra Fluye Como Lluvia En Un Vaso De Papel.

sábado

Cuatro meses como cuatro años




Todos los días pensaba y de tanto en tanto hasta llegaba a soñar, delirar con él, él venia, iba y venia. una tarde de frío decidió ir sin mayor esfuerzo, a las 2,15 tal y como corría el tiempo sin mas remedio a que destinos llegaran a cabo, miro la hora, subió las escaleras parecía un tanto aturdida, pero alegre, pensaba en las mismas cosas las cuales la hacían reír, pensaba que ese Domingo... Sería como todos los demás; llegó y miro de re ojo antes de saludar, dormía despierta mientras sus suaves y brillantes ojos pasaban por su cabeza como escena. Saludo a quienes siempre saludaba, risueña miro... Ahí estaba, - chico, donde estabas - ahí esperaba, y soñaba. Sus ojos comenzaron a brillar, levemente una sonrisa salió de su rostro al mirar, y como si los minutos y segundos hubieran pasado en cuatro años cálidamente poso su rostro en el de él... Después de todo, una tarde cualquiera, pero sabia que para ella y él no lo eran, música en los oídos, las miradas perdidas en que estará pensando aquel, dichosa de ver el brillo... nunca pensó que llegaría a una tarde de nubes en el otro extremo de la ciudad, nunca imagino que llegaría ha como veinte segundos de primavera. y aquí está, enamora el decir, enamora la tinta derramada en rojo vivo y el intenso suspiro como creció de uno al dos lado el tres y nos pasamos al cuatro y de tanto en tanto aquí un tanto enamorada. Sonrió, el cigarro consumió, el manto levanto, y aquí ella donde mismo, miro, sonrió y una lágrima derramo, las nubes a tal hora posaban en frente, oscurecía y cada vez se hacia más helado, el viento trajo un aire caído, cálido como un beso de flor, sus cuerpos entre lazados suspiraban en una mirada de piel y sal, dormían ahogados en el mar, suspiraban impaciente en el camino del andar, del fin, proclamaban futuro, sonreían nubes, derramaban tinta al tragar aire como si todo fuera pasión descontrolada por amar más y más, hasta donde han llegado ya


... Bastaría decir, cuatro meses como cuatro años, ya.

0 vómito's colectivos: