A Propos De Moi

Mi foto
Baúl, Silencio, Escritos a oscuras; odios mudos, oídos sordos; consciente, inconsciente, pasiva, agresiva, incoherente, coherente, irracional, racional, NO tolerante, a veces. Egoísta ciertas y otras amable. mente a leer- Abismo de alma. Corta cerebros en un túnel con farol y sangres en papeles asfixiantes, pero comprensiva. En otra vida un gato, espérame. Sueño conectado a un hilo bajo tierra. La Palabra Fluye Como Lluvia En Un Vaso De Papel.

jueves

- Necesito mucho de usted...

No respondió: seguía mirando el árbol.

- ¿ Porqué no habla ? - le pregunté. Sin dejar de mirar el árbol, contestó:

- Yo no soy nadie. Usted es un gran artista. No veo para qué me puede necesitar.

Le grite brutalmente. - ¡Le digo que la necesito! ¿ Me entiende ?

Siempre mirando el árbol, musitó: - ¿ Para qué ?

No respondí en el instante. Dejé su brazo y quedé pensativo. ¿ Para qué, en efecto ? Hasta ese momento no me había hecho con claridad la pregunta y más bien había obedecido a una especie de instinto. Con una ramita comencé a trazar dibujos geométricos en la tierra.

- No sé -murmuré al cabo de un buen rato-. Todavía no lo sé.

Reflexionaba intensamente y con la ramita complicaba cada vez más los dibujos.

- mi cabeza es un laberinto oscuro. A veces hay como relámpagos que iluminan algunos corredores. Nunca termino de saber por qué hago ciertas cosas. No, no es eso...
Me sentía bastante tonto: de ninguna manera era esa mi forma de ser. Hice un gran esfuerzo mental: ¿acaso yo no razonaba? Por el contrario, mi cerebro estaba constantemente razonando como una máquina de calcular; por ejemplo, en esta misma historia ¿no me había pasado meses razonando y barajando hipótesis y clasificándolas? Y, en cierto modo, ¿no había encontrado a María al fin, gracias a mi capacidad lógica? Sentí que estaba cerca de la verdad, muy cerca, y tuve miedo de perder la: hice un enorme esfuerzo.

Grité:
- ¡No es que no sepa razonar! Al contrario, razono siempre. Pero imagine usted un capitán que en cada instante fija matemáticamente su posición y sigue su ruta hacia el objetivo con un rigor implacable. Pero que no sabe por qué hacia ese objetivo, ¿entiende?
Me miró un instante con perplejidad; luego volvió nuevamente a mirar el árbol.

- Siento que usted será algo esencial para lo que tengo que hacer, aunque todavía no me doy cuenta de la razón...

3 vómito's colectivos:

sebastian amaru dijo...

...mi cerebro estaba constantemente razonando como una máquina de calcular...
A veces buscamos lógicas, pero quizas lo mas importante no es eso, no es el fin ni los medios, solo entender, solo captar esa razón de ser...

buen texto ;)
es tuyo?

sebastian amaru dijo...

lo leí hace algún tiempo,
también me gustó mucho :)

Eduardo dijo...

Si es tuyo , esta muy bueno.
Me gusta tu expresion , es sencilla pero perfecta .
Hace mucho no pasaba, nisiquiera por mi blog .
En este tiempo he escrito demaciado, acabo de subir un fragmento de algo escrito.
Bueno nada como siempre impecable presentacion de emociones .
UN BESO.