A Propos De Moi

Mi foto
Baúl, Silencio, Escritos a oscuras; odios mudos, oídos sordos; consciente, inconsciente, pasiva, agresiva, incoherente, coherente, irracional, racional, NO tolerante, a veces. Egoísta ciertas y otras amable. mente a leer- Abismo de alma. Corta cerebros en un túnel con farol y sangres en papeles asfixiantes, pero comprensiva. En otra vida un gato, espérame. Sueño conectado a un hilo bajo tierra. La Palabra Fluye Como Lluvia En Un Vaso De Papel.

sábado

¿Qué es esto?

no vivas en una casa de vidrio,
he dicho que rompas el espejo del reflejo ante el ego,
no mires el cielo bajo tierra,
no tomes más píldoras, llega al piso 115 vamos que no te quiero ver
colgado del piso 1º.
tómate el sexo, siéntate y aplastaste;
La ambición te hace ver bastante fea.

1 vómito's colectivos:

CROMOSOME dijo...

Sospechemos que son sólo palabras, y sólo un poema más de la larga lista misionera. Sospechoso, seré irónico, al decir sospechoso.
Ambición sería lujuria y letargo, ¿qué escribimos?, arte o poesía, ironía en retaguardia. Estacionemos nuestros defectos, hemos soportado tanta ironía, que vamos a terminar cayéndonos en la misma. Sostengamos los huesos, que caeremos en los del otro. El viento parece a Dios al predicar tanta idolatría, hemos provocado volcamiento, hemos borrado del ombligo cuan palabra, y has borrado aires tóxicos de tus pies –aunque habías vuelto a retomar el vuelo. No prestemos al viento como subterfugio, más bien Dios sabe que las excusas no son un buen camino. Caminemos erguidos, y no retroalimentemos el nido que ya fue sepultado, no seamos ciegos solo cuando se esta nublado, hagámonos responsables y miremos las lagunas siempre en horizonte, no prestemos líneas verticales, para argumentar un discurso bizarro.

Las risas son inevitables, se vuelve todo tan monótono, es terroso ridiculizar algo que, dices tú, parece ambición. Ahora sí, ahora sí me pregunto yo, ¿Qué es esto?

Celebremos lo mohíno-irónico y abatamos en esa lujuria y letargo tan armonizado, y por qué no, inánime. Con esto, se ha deshilachado el presunto lago más putrefacto y profundo, de una mirada ciega, y de unas manos sin tacto al profundizar:

Adiós Señorita Valeria Contreras.